Marina

Energía Marina

Corrientes_marinas2-244x300 centrales11-300x198

La superficie del planeta Tierra está cubierta en cerca de un 80%, por agua, donde la mayor parte de ésta corresponde a océanos. El mar posee una serie de características que lo transforman en una alternativa de utilización como fuente de energía, dentro de las cuales se encuentran principalmente: el movimiento de las olas, la oscilación de las mareas, el flujo de corrientes marinas, los flujos de los estuarios y las variaciones de salinidad y temperatura.

En línea con aquellas características, es que se han desarrollado diversos sistemas para aprovechar la energía de las olas (undimotriz), de la variación de altura de las mareas (mareomotriz), de corrientes marinas y de las variaciones de temperatura y salinidad del agua. La mayoría de estas tecnologías se encuentran en etapa temprana de desarrollo, por lo cual aún presentan bajas eficiencias y altos costos, aunque variables de un sitio a otro, dependiendo de la tecnología específica y las características del lugar. La tendencia, y de acuerdo a la experiencia obtenida del desarrollo de otros sistemas de generación, indica que la masificación en el aprovechamiento del recurso, produciría mayor conocimiento, confiabilidad y menores costos de desarrollo.
Las tecnologías de las olas y corrientes de las mareas están en un estado de desarrollo similar a los de la industria eólica en 1980, los cuales podrían estar disponibles comercialmente, entre el 2015 y 2025 [SEI, 2005]. Según un reporte publicado por Bharatbook1 el año 2009 sobre el crecimiento de la industria a nivel mundial en energía marina, la capacidad instalada de esta energía al año 2009 fue de 270 MW y con un futuro esperado de 46.206 MW al año 2020.

Gracias a la extensa franja costera de Chile y a las condiciones especiales que posee, estas fuentes de energías se proyectan como actores importantes en la generación futura en el país; por ejemplo, se estima que la costa de Chile tiene un potencial de generación de energía undimotriz de hasta 164 GW. Este potencial que se presenta por el frente de la ola en kW/m variando a lo largo de la costa, aumentando a mayores latitudes (hacia el sur; 19.6 kW/m para Arica y 66 kW/m para la islas Diego Ramírez) [Garrad-Hassan, 2009], y disminuyendo su factor de capacidad de igual forma a mayores latitudes (Latitud 20°. Iquique 58% de factor de capacidad y 50% para Islas Diego Ramirez; Latitud 56°) [Baird&Asociados, 2008].

Fuente: Cifes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *