Geotérmica

Energía Geotérmica

geo11-300x297  geiser2-225x300

Este tipo de sistemas generan energía, eléctrica y/o térmica, a partir del calor contenido en el interior de la tierra. Esta fuente de energía es un recurso renovable existente principalmente, en zonas de alta actividad volcánica y fallas geológicas. La disponibilidad de este recurso no presenta variación estacional, tampoco está afecto a impactos climáticos, es compatible con otros sistemas de generación, y puede aprovecharse para aplicaciones como calefacción de espacios, calentamiento de agua, procesos industriales, generación de electricidad, entre otros.

Se han desarrollado diversas tecnologías para el aprovechamiento de la energía geotérmica, obteniendo tanto energía térmica como electricidad. La energía térmica se obtiene mediante sistemas de captación de calor, tanto horizontales como verticales, consistentes en tuberías dispuestas bajo tierra para calentar fluidos. La electricidad, a su vez, se obtiene por medio de sistemas de vapor o de aire caliente, sistemas flash, rocas calientes secas, entre otros. Estos sistemas consisten básicamente en la obtención de agua, vapor o aire caliente a través de afloramientos de agua a altas presiones y temperaturas, como los géiseres, o la inyección de agua fría en cámaras perforadas sobre focos caloríficos subterráneos. En general, la energía geotérmica posee una alta eficiencia en la conversión.

EEUU, Filipinas, Indonesia y México son los países con mayor capacidad de generación de energía eléctrica a partir de estas tecnologías (Islandia cubre a casi el 90% de la población con calefacción geotérmica) [NREL, 2008]. Por su parte, en Latinoamérica, México y El Salvador son líderes en el uso de la geotermia.

Chile, al estar ubicado sobre el llamado “Cinturón de Fuego del Pacífico”, zona de alta actividad geológica, presenta un potencial importante de generación [Chile Renovables, 2009]. Lahsen (2005) señala que hay más de 300 fuentes de aguas termales entre los 15°C y 100°C ubicadas en los Andes chilenos. Al año 2025 se calcula un potencial bruto de 16.000 MW en Chile [FCFM U. de Chile, 2011 (revista nº50)], sin embargo, existen barreras para la implementación de estas tecnologías, como son la escasa identificación y catastro de las fuentes disponibles, el alto costo de inversión y los riesgos involucrados en su desarrollo.

Fuente: Cifes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *